¡Sea el primero en recibir nuestro boletín Amiblu Stream con información de vanguardia sobre soluciones sostenibles para le agua!

Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio (PRFV)
Un material sostenible que desafía el mercado tradicional

La vida actual sería difícil de imaginar sin Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio. Descubierto para fines industriales a principios del siglo XX, estos materiales se utilizaron primeramente para el aislamiento de casas. Pronto siguieron otras nuevas aplicaciones, y hoy en día este material se usa comúnmente en la industria aeroespacial, automotriz, marítima y de la construcción.

 

De qué está hecho

El Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio (PRFV) es un material formado por una matriz polimérica y fibras de vidrio. La matriz polimérica suele ser de epoxi, viniléster, o de poliéster. La resina aporta resistencia al medioambiente y química al producto y es la matriz que aglutina las fibras en la estructura del laminado, además de definir la forma de una pieza de PRFV. Las fibras de vidrio aportan resistencia al compuesto. Pueden disponerse de forma aleatoria, u orientarse de un modo concreto. El tipo más común de fibra de vidrio que se usa para el PRFV es el vidrio de clase E, que es vidrio de aluminoborosilicato. La fibra de vidrio de tipo E-CR (resistencia eléctrica/química) también se usa habitualmente en aplicaciones que requieren una protección particularmente alta contra la corrosión ácida.

 

Por qué es tan resistente?

Al igual que muchos otros materiales compuestos, los dos materiales se complementan entre sí para formar un compuesto más resistente. El punto fuerte de las resinas plásticas es la carga a la compresión; el de las fibras de vidrio, a su vez, es la resistencia a la tracción. Al combinar los dos materiales, el PRFV se convierte en un material que resiste muy bien tanto las fuerzas de compresión como las de tracción. Los métodos de producción en PRFV incluyen el de enrollamiento en continuo, centrifugado, aplicación manual, esprayado y pultrusión.

 

Cuáles son sus mejores ventajas

El PRFV presenta muchas características beneficiosas. Es muy ligero en comparación con su alta resistencia mecánica, es altamente resistente contra los químicos y la corrosión (gracias a sus propiedades no conductoras, también es resistente a la corrosión electrolítica), la radiación UV, posee mucha estabilidad a la temperatura y es respetuoso con el medio ambiente. El PRFV es estanco, lo que lo hace ideal para todas las aplicaciones en exteriores. Además, se puede personalizar para que sea ignífugo utilizando resinas no inflamables. El PRFV es un material altamente duradero con una larga vida útil, ideal para una amplia gama de aplicaciones en varias industrias.

PRFV en la fabricación de tuberías

 

Desde la década de 1950, el PRFV ha adquirido una posición predominante en la fabricación de tuberías. El abanico de aplicaciones cubiertas por la solución de tuberías de PRFV en la actualidad es muy amplio: desde sistemas de saneamiento y líneas de agua potable hasta tanques de almacenamiento, tuberías de drenaje, conducciones forzadas de energía hidráulica, sistemas de tuberías industriales, así como soluciones de rehabilitación con perfiles especiales de tuberías no circulares, entre otros muchos ejemplos. Los métodos utilizados para instalar las tuberías son igual de variados e incluyen zanjas abiertas, técnica aérea, en suspensiones, bajo el agua, y por medio de tecnologías sin zanjas como el rebase y los microtúneles.

 

Las tuberías de PRFV de Amiblu se fabrican principalmente mediante el enrollamiento de filamentos (tecnología Flowtite) o el sistema centrifugado (tecnología Hobas). En ambos métodos, la arena y los materiales de relleno se añaden a la resina y fibra para crear un espesor de pared suficiente y, de este modo, aumentar la resistencia y la rigidez de la tubería. El proceso contínuo de filamentos utiliza refuerzos de fibra de vidrio continuos y cortados que se aplican sobre un mandril giratorio que avanza en dirección circunferencial. La tubería se forma, por lo tanto, desde dentro hacia afuera. En el sistema centrifugado, la pared de la tubería se construye desde fuera hacia adentro en un molde giratorio. Las materias primas, incluidas las fibras de vidrio cortadas, se introducen posteriormente en el molde por medio de un brazo de alimentación que se mueve hacia adelante y hacia atrás. Ambos procesos tienen como resultado una tubería de PRFV con características definidas que prevalecen sobre otros materiales de tubería en varios aspectos.

Ventajas de las tuberías de PRFV de Amiblu:

 

  • Vida útil fiable de más de 150 años
  • Uso global y aceptación por parte de las principales autoridades de agua y saneamiento de todo el mundo
  • Proceso de producción completamente automatizado, lo que permite que cada tubería se fabrique con las propiedades específicas requeridas para sus aplicaciones y demandas de operación
  • Clases de alta rigidez disponibles (por ejemplo, para zonas con suelos más débiles)
  • Peso ligero y longitud cómoda. Las tuberías de PRFV pesan solo 1/4 del peso de las tuberías de hierro dúctil y 1/10 de lo que pesan las tuberías de hormigón. Esto implica ahorros considerables a través de una reducción de los costes de transporte, anidamiento, manipulación e instalación
  • Menos sobrecarga al efecto del golpe de ariete debido a la celeridad de onda
  • Resistencia a la corrosión en un amplio intervalo de pH
  • Sin corrosión electrolítica. Las tuberías de PRFV no requieren protección catódica ni de otro tipo
  • Capacidad para soportar altas cargas compresivas longitudinales (2-3 veces más elevadas que el hormigón) que se producen durante el hincado de tuberías
  • Bajo coeficiente de expansión térmica
  • Excelentes características de flujo hidráulico. Superficie interna lisa de la tubería, lo que resulta en una fricción significativamente menor que con otros materiales

¿Qué es la sostenibilidad?

 

La Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo define el desarrollo sostenible como «el desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades».

 

Para una sostenibilidad completa, la sociedad, el medio ambiente y la economía deben trabajar juntos. Los tres factores se superponen, interactúan, y si alguno de ellos queda rezagado, el sistema no puede ser sostenible. Por lo tanto, debemos observar las diferentes fuerzas, procesos y actores que configuran el sistema de manera integral y entender cómo influyen los unos sobre los otros. En comparación con otros materiales, la producción de PRFV es excepcionalmente benigna y sostenible. Esto se debe al hecho de que la producción de resinas y rellenos de fibras de base tienen un impacto ambiental mucho menor que el de los metales como el acero. Gracias a la larga vida útil de este material, su calidad excepcional y el respeto por el medio ambiente, los productos de PRFV son soluciones duraderas que contribuyen a reforzar los tres pilares de la sostenibilidad.

Sostenibilidad ambiental

Sostenibilidad ambiental

La sostenibilidad ambiental es la capacidad de mantener el uso de recursos renovables, la contaminación y el agotamiento de recursos no renovables a niveles que no dañen el futuro de nuestro planeta. Es imprescindible otorgar a este pilar del desarrollo sostenible la máxima prioridad: Es un requisito previo tanto para la sostenibilidad social como económica.

 

Sostenibilidad económica

Sostenibilidad económica

La sostenibilidad económica es la capacidad de soportar un nivel definido de producción económica por tiempo indefinido. Dicho de otro modo, es el proceso de asignar y proteger recursos escasos, al tiempo que garantiza resultados sociales y ambientales positivos.

 

Sostenibilidad social

Sostenibilidad social

La sostenibilidad social es la capacidad de un sistema social, por ejemplo un país, de mantener un nivel definido de bienestar social por tiempo indefinido. Las generaciones futuras deberían tener el mismo o mayor acceso a los recursos sociales que la generación actual. Es más, debería haber acceso equitativo a los recursos sociales dentro de una misma generación.

 

Pipes designed for generations